Una explosión de sabor en la boca es lo que puedes esperar al visitar Curzee, el nuevo lugar de Tijuana en donde los pequeños detalles son los protagonistas de la historia.

Cuenta su propietaria Tina Bandala, que el alma de este concepto es la naturaleza guerrera del colibrí. Una de las aves más pequeñas entre las especies y sin embargo una de las mas bellas e inquietantes por su naturaleza. Rebelde y osada de competir con las mas grandes en aptitudes de belleza, rapidez, energía y estilo.

Curzee es precisamente esta esencia: En este sitio la osadía se encuentra en los instantes inesperados de placer en el paladar al degustar postres con maridaje de mixología.

¿Podrás con el sabor en tu boca de un brownie de chocolate maridado con el clásico mezcal oaxaqueño? Sin duda lo harás. O ¿Con que tequila acompañarías un pastel red velvet? Déjales la tarea a los expertos de Curzee y cumple cualquier antojo dulce agregándole las sugerencias de maridajes poderosos que no vas a olvidar.

Cualquier plan social funciona en Curzee

Puedes visitar alguno de los tres ambientes de Curzee, según tu plan social. En los acogedores boots que te darán la privacidad para tu charla; en sus mesas abiertas al ambiente con tus amigos. Y si gustas de tu propio espacio en los sillones en donde sin duda disfrutaras de una lectura o el gusto de encontrarte con alguien de manera casual.

Visita Curzee también para conocer su menú gastronómico y no tan solo sus postres, entre lo que destaca el corazón de filete o el pulpo a las brasas en adobo.

Curzee esta ubicado en la plaza en Toreo, detrás de el hotel City Express Plus en el Boulevard Agua Caliente. Ellos son los pequeños pioneros en la inauguración de este spot en la ciudad que promete mucho a las nuevas generaciones de visitantes de Tijuana.